Vicepresidente salvadoreño muestra desinterés por dirigir el oficialista FMLN

7 febrero, 2019
Vicepresidente salvadoreño muestra desinterés por dirigir el oficialista FMLN

San Salvador, 7 feb (EFE).- El vicepresidente de El Salvador, Óscar Ortiz, mostró este miércoles su desinterés por ocupar nuevamente un lugar en la dirección del partido oficialista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), tras el anuncio de la Comisión Política de adelantar las elecciones internas.

“En lo personal, no tengo interés en cargos”, publicó Ortiz en sus redes sociales, quien aseguró que la formación “necesita reingeniería y renovación a fondo” y que es “inevitable”, tras la debacle sufrida por el FMLN en las elecciones presidenciales del pasado domingo.

El FMLN quedó relegado al tercer puesto en los comicios, con una diferencia de más de un millón de votos frente al partido de Nayib Bukele, la Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), por lo que la dirección de la formación decidió adelantar las internas.

Tras lo sucedido, Ortiz aseguró que su “mayor interés es enderezar el barco” y que para ello pondrá su “experiencia, liderazgo y capacidad, para que un nuevo contingente asuma con una visión renovada”.

El secretario general del FMLN, Medardo González, anunció este miércoles en una conferencia de prensa que el partido realizará sus elecciones internas en el primer semestre del 2019, que estaban programadas originalmente para diciembre de 2020.

Un comunicado leído por González, y que fue difundido en las redes sociales del partido, señala que se acordó que varios miembros de la Comisión Política “no se postulen a ningún cargo de dirección” como “una contribución a este proceso”.

Esto también incluye a Ortíz y al presidente del país, Salvador Sánchez Cerén, quienes son parte de la referida comisión por “derecho propio”, otorgado por los puestos que ocupan en el Ejecutivo, según los estatutos del FMLN.

Bukele fue el triunfador de los comicios, los sextos desde que finalizó la guerra civil (1980-1992), con 1.388.009 votos (53,02 %), mientras que el candidato de la exguerrilla, el excanciller Hugo Martínez, obtuvo 377.404 (14,4 %) y se ubicó tercero, según los datos preliminares del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Este resultado significó para la exguerrilla, en el poder desde 2009 como partido, una pérdida del 71 % de los votos, en comparación con los que obtuvo en la primera vuelta de las elecciones del 2014.

El triunfo del exalcalde de la capital, expulsado del FMLN en 2017, puso fin al bipartidismo de la antigua guerrilla y de la Alianza Republicana Nacionalista (Arena) que se repartieron las últimas cinco administraciones.

El segundo lugar de las elecciones del domingo fue para Carlos Calleja de Arena con 831.726 votos (31,77 %) y el partido que obtuvo menos apoyo fue Vamos, de reciente formación y que llevó como aspirante a Josué Alvarado, con 20.423 votos (0,78 %).

Bukele, empresario de 37 años de edad y que es procesado por supuesta violencia machista y calumnia, tomará posesión del Ejecutivo el próximo 1 de junio, para lo que Sánchez Cerén ha nombrado una comisión de transición a cargo de Ortiz. EFE

hs/sb/rb/cfa