Una exposición homenajea 70 años de reporterismo internacional en Ginebra

19 febrero, 2019
Una exposición homenajea 70 años de reporterismo internacional en Ginebra

Ginebra, 19 feb (EFE).- La Asociación de Corresponsales de las Naciones Unidas en Ginebra (ACANU) celebra 70 años de historia con la apertura hoy de una exposición en la sede europea de la ONU en la ciudad suiza, que repasa siete décadas de Historia política y periodística en una de las capitales mundiales de la diplomacia.

A través de medio centenar de fotografías cedidas por el archivo de Naciones Unidas y los de misiones diplomáticas de EEUU, la Unión Europea o Argentina, entre otras, la muestra, que se celebra en la Sala de los Pasos Perdidos del Palacio de las Naciones de Ginebra, homenajea el intenso trabajo de los reporteros.

La exposición, por otro lado, quiere recordar las valiosas contribuciones de los medios de comunicación “en un momento en el que éstos y las instituciones internacionales se ven crecientemente atacados”, se señala la introducción de la muestra.

En ella también se recuerda que los miembros de la ACANU han cubierto acontecimientos históricos como el discurso que pronunció el Che Guevara en 1964 ante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y el Desarrollo, o las negociaciones de paz en la guerra Irán-Irak, el conflicto en los Balcanes o la invasión de Kuwait.

La actividad no ha remitido en los últimos años, en la que los reporteros han cubierto negociaciones de conflictos en Siria, Chipre, Yemen y Libia, o las conversaciones para el desarme nuclear en Irán, recuerda la muestra con fotografías que muestran ruedas de prensa e intensas coberturas de esos acontecimientos.

La ACANU nació en febrero de 1949, como heredera de la Asociación Internacional de Periodistas acreditados en la Sociedad de Naciones, el organismo antecesor de la ONU antes de la Segunda Guerra Mundial.

El 2 de febrero de aquel año, 15 periodistas de Estados Unidos, Europa y China decidieron crear la asociación, lo que cristalizó en una asamblea fundacional una semana después, con 33 miembros pioneros que debían pagar 20 francos suizos anuales de cuota (el equivalente a unos 18 euros).

Desde entonces, recuerda la muestra, la labor de la organización ha sido garantizar el acceso de la prensa acreditada en Ginebra a información de calidad y puntual, así como garantizar buenas condiciones de trabajo para los periodistas dentro del Palacio de las Naciones.

La exposición recuerda los duros primeros años del reporterismo en Ginebra, en el contexto de la Guerra Fría, y señala por ejemplo que una de las primeras tareas de la asociación, en abril de 1949, fue mediar para que el Gobierno francés permitiera la entrada al país de un periodista checoslovaco para cubrir un evento.

Las tensiones geopolíticas de aquella época volvieron a aflorar en 1956, cuando se descubrió que un periodista de la ACANU estaba involucrado en tareas de espionaje, o un año después, cuando otro reportero fue detenido por las autoridades suizas y pasó 24 horas en una prisión de Berna por negarse a dar las fuentes que había usado en un reportaje centrado también en temas de inteligencia.

La muestra enseña algunos momentos curiosos de siete décadas de coberturas periodísticas, como el líder polaco Lech Walesa brindando con vino blanco con reporteros de Ginebra en 1981.

O aquella noche más reciente de 2016 en la que el actual ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov, invitó a pizzas a los reporteros que habían pasado la noche cubriendo interminables negociaciones de paz en Siria y durmiendo en el suelo.

Los papas Francisco y Pablo VI o líderes como el zimbabuense Robert Mugabe, el cubano Fidel Castro o el palestino Yaser Arafat, entre otros muchos ilustres visitantes en Ginebra, también aparecen en la exposición, que da un repaso a la historia reciente y a los esfuerzos de la prensa por seguirla. EFE

abc/fpa