Miles de jóvenes belgas vuelven a tomar las calles contra el cambio climático

1 febrero, 2019
Miles de jóvenes belgas vuelven a tomar las calles contra el cambio climático

Bruselas, 01 feb (EFE).- Unos 27.500 estudiantes belgas, según cifras de la Policía, marcharon este jueves junto a representantes del personal académico por las calles de Bruselas, Lieja, Tournai o Charleroi para reclamar acciones contundentes y urgentes contra el cambio climático.

La cuarta protesta estudiantil semanal por el clima desde el inicio del año se desarrolló en un ambiente festivo en el que los manifestantes mostraron pancartas con eslóganes como “el clima es como la cerveza, cuanto más caliente peor” o “el ‘Titanic’ no habría tenido problemas en 2019″.

La primera de las manifestaciones se celebró el pasado 10 de enero en Bruselas y registró una participación de unas 3.000 personas, cifra que se ha multiplicado casi por diez en la tercera convocatoria, la pasada semana, y en la cuarta, organizada este jueves.

En paralelo, el pasado domingo Bruselas vivió una jornada de movilizaciones contra el cambio climático no promovida solo por estudiantes en la que participaron unas 70.000 personas, según datos de la Policía.

En la marcha, organizada por el colectivo “Rise For Climate Belgium” y apoyada por Greenpeace y otras organizaciones ecologistas, se pidió que Bélgica alcance el nivel de “cero emisiones” contaminantes en 2040, un objetivo más ambicioso que el de los planes más audaces de la Comisión Europea (CE), que aspira a llegar a esa cota en 2050.

La protesta de este jueves coincide con la publicación de una carta abierta en la que más de 3.200 científicos y académicos belgas piden a los responsables políticos “que muestren urgentemente una ambición climática reforzada”.

“Si se considera la ciencia objetiva, solo hay una conclusión posible: la gente que toma las calles tiene razón”, indican en la misiva en la que, entre otros puntos, señalan que “cerca del 100 % del calentamiento global observado está vinculado a la actividad humana”.

En la carta alertan asimismo de que, en caso de inacción, aumentarán los desastres naturales, los costes ligados a ellos y los conflictos en distintos países.

Los estudiantes, por su parte, avisaron de que continuarán convocando manifestaciones si entienden que la clase política no escucha su mensaje. EFE

jaf/cm/pi