López Obrador: Pemex ha sido de las empresas más saqueadas del mundo

31 enero, 2019
López Obrador: Pemex ha sido de las empresas más saqueadas del mundo

México, 31 ene (EFE).- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró este miércoles que la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) ha sido “una de las empresas más saqueadas del mundo”.

López Obrador se refirió a la empresa mexicana de hidrocarburos al hablar de su plan anticorrupción durante la conferencia de prensa que ofreció junto al presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, tras una reunión bilateral en el Palacio Nacional en Ciudad de México.

“La corrupción hay que acabarla no sólo por razones de índole moral sino porque es mucho el dinero que se va por el caño de la corrupción, y ese dinero ya se está utilizando para impulsar el desarrollo”, dijo López Obrador.

“Pemex, por poner un ejemplo, es de las empresas más saqueadas del mundo en los últimos tiempos, sobre todo en este periodo neoliberal (últimos 30 años en México), pero ya la estamos limpiando de corrupción”, agregó.

El mandatario dijo que sin corrupción, México puede financiar el desarrollo sin necesidad de cambiar su marco legal.

En su conferencia matutina de todos los días, López Obrador había asegurado que Pemex era de “las empresas con más corrupción en el mundo”.

“Y estos tecnócratas corruptos se esmeraron en destruirla”, abundó.

Agregó que “por fortuna” México, mediante las elecciones del 1 de julio de 2018, decidió que se llevara a cabo un cambio “para acabar con la corrupción y rescatar a Pemex, y lo vamos a lograr”.

Destacó la fortaleza de la estatal. “A estos ambiciosos no les alcanzó (el tiempo) para terminar de destruir a Pemex”, manifestó.

Dijo que a sus detractores no les gusta su nueva política económica: “Si durante 36 años se dedican a saquear, a robar, a empobrecer al pueblo, y luego hay un cambio, pues están molestos, inconformes, y tratan de desprestigiarnos”.

Desde su llegada al poder, el 1 de diciembre pasado, López Obrador comenzó un combate frontal al robo de hidrocarburos que desde hace años sufría Pemex, delito que genera pérdidas millonarias para la compañía.

Según fuentes oficiales, las pérdidas llegaron a 65.000 millones de pesos (unos 3.400 millones de dólares) en 2018.

Para acabar con esta problemática, desplegó una estrategia en la que reforzó la vigilancia de los ductos desplegando miles de agentes de seguridad y se cambió el método de transporte de gasolina a uno que refuerza el uso de pipas (camiones cisterna).

Estas medidas han causado durante enero una crisis de desabastecimiento en diez estados del país, con estaciones de servicio cerradas y compras de pánico. EFE