Les Ballets de Montecarlo reinterpreta El Lago de Los Cisnes en Santo Domingo

22 febrero, 2019
Les Ballets de Montecarlo reinterpreta El Lago de Los Cisnes en Santo Domingo

Santo Domingo, 22 feb (EFE).- Las tablas del Teatro Nacional Eduardo Brito de Santo Domingo acogen este jueves el estreno de la obra “LAC” de Les Ballets de Monte Carlo, una reinterpretación del Lago de Los Cisnes, con música de P.I. Tchaikovsky, que la compañía también representará el viernes y el sábado con carácter benéfico.

La coreografía es del bailarín y coreógrafo, Jean-Christophe Maillot que, junto al escritor Jean Rouaud, ganador del Prix Goncourt en 1990, ha adaptado la historia atemporal de Siegfried y Odette, en una pieza que cuenta con la escenografía de Ernest Pignon-Ernest y el vestuario de Philippe Guillotel.

Sobre el escenario, medio centenar de bailarines de 23 nacionalidades diferentes, entre ellos la española Ángela Ballesteros, que representa el papel del cisne blanco en esta revisión de uno de los grandes clásicos de la danza.

Tener la oportunidad de representar el papel principal de LAC, personaje que Ballesteros define como “una joya”, supone “una responsabilidad muy grande y un rol muy especial”, dijo en declaraciones a Efe, al hacer un pequeño alto en la clase de baile que forma parte de la rutina del elenco.

A unas horas de estrenar en Santo Domingo, la bailarina confiesa que los nervios nunca desaparecen, sobre todo “cuando vamos a una ciudad nueva. La responsabilidad es mucho mayor porque nos estamos dando a conocer y los nervios se magnifican”.

Les Ballets de Monte Carlo no pasaba por tierras dominicanas desde hacía 18 años, y todos sus componentes actúan en el país por primera vez, así que tanto para la compañía como para público el estreno de esta noche es un gran acontecimiento.

Así lo explica a Efe la exbailarina dominicana Monika Despradel, coproductora de este evento y presidenta de la Fundación Nido para Ángeles, una de las dos entidades que recibirán los fondos que se recauden con la taquilla de las tres funciones.

“Esto va a ser una gran oportunidad para la República Dominicana. Traer a una compañía completa con una escenografía y una obra inteligente y conceptualizada por un director (y coreógrafo) como Jean-Christophe Maillot va a ser extraordinario”, señaló.

Es una “oferta única” en el ámbito cultural “y ya se vuelve más esplendorosa cuando es para dos causas benéficas”, la Fundación Quiéreme como Soy y la que dirige la propia Despradel.

Lograr traer al Ballet de Monte Carlo ha supuesto el trabajo de muchas personas, empezando por la implicación de la cónsul honoraria de Mónaco en la República Dominicana, Sonia Villanueva de Brouwer, principal precursora de esta iniciativa que une danza y solidaridad.

Con una duración aproximada de dos horas, la conceptualización y argumento de esta pieza contemporánea pone en tela de juicio la propia naturaleza humana proveniente de su transición animal, entre lo blanco y lo negro, el bien y el mal, y todo ello a cargo de una de las compañías de danza más importantes a nivel internacional.

Les Ballets de Monte Carlo, establecida originalmente en 1936 y restablecida en 1985 por la Princesa de Hannover, es la compañía nacional de danza oficial del Principado de Mónaco. EFE

mmv/rsl/laa