Honduras revisa a la baja su crecimiento en 2019 y 2020, y mantiene inflación

16 agosto, 2019
Honduras revisa a la baja su crecimiento en 2019 y 2020, y mantiene inflación

Tegucigalpa, 16 ago (EFE).- El Banco Central de Honduras informó este jueves que ha revisado a la baja sus previsiones de crecimiento para 2019 y 2020 al rango de entre 3 y 3,4 %, pero mantuvo su previsión de la inflación para ambos años.

En una revisión al Programa Monetario 2019-2020, presentado en rueda de prensa por el presidente del Banco Central de Honduras, Wilfredo Cerrato, el organismo redujo su previsión para el crecimiento de este año y el siguiente, desde el rango de entre 3,3 y 3,7 %, que mantenía hasta ahora.

El Banco Central, que en marzo pasado aprobó el Programa Monetario para el período 2019-2020, mantuvo su previsión de la inflación en ambos años de un 4 %.

El año pasado, la economía de Honduras creció un 3,7 %, mientras la inflación se ubicó en 4,2 %.

Los principales indicadores de coyuntura económica, explicó, indican “una moderación en la actividad” en relación a lo registrado en años anteriores.

Esto debido a “la desaceleración en el crecimiento de la manufactura y agricultura, mismas que están siendo compensadas en parte por el buen desempeño de los rubros de intermediación financiera y telecomunicaciones”, añadió.

En cuanto al déficit en la administración central, el organismo hondureño subió del 2 al 2,4 % su previsión para este año y del 1,8 al 2,3 % para 2020.

En materia de exportaciones, el Banco Central prevé que cerrará este año con un crecimiento negativo de 0,8 % frente al 0,3 pronosticado en marzo pasado, mientras para 2020 espera que disminuyan al 3,3 %, por debajo del 5,3 % previsto.

En cuanto a las importaciones, el BCH espera cerrar 2019 con un aumento del 2,3 % frente al 2,9 % que previó en marzo, y ha disminuido su pronóstico para 2020 al pasar de un 5 a un 4,4 %.

El Banco Central no precisó cuánto espera recibir al cierre de 2019 y el próximo año por concepto de las remesas que envían los hondureños que viven en el exterior, principalmente Estados Unidos, donde residen poco más de un millón de hondureños de manera legal e ilegal.

En 2019 y 2020, se pronostica que las reservas internacionales cubran el equivalente a cinco meses de importaciones.

En ese contexto, el Banco decidió mantener “sin cambios” la tasa de Política Monetaria (TPM), rectora de la economía, y demás instrumentos de política congruentes con la estabilidad de precios.

Respecto del escenario externo, el organismo hondureño destacó que las proyecciones de crecimiento mundial para 2019 y 2020 publicadas por el Fondo Monetario Internacional fueron revisadas a la baja.

Y destaca una revisión al alza de crecimiento de Estados Unidos para 2019 debido al “buen desempeño” en el primer trimestre por “mayores exportaciones y la prevalencia de los efectos del estímulo fiscal del año anterior”. EFE

ac/dsc