Embajador de EE.UU. en Nicaragua se reúne con líderes campesinos liberados

14 junio, 2019
Embajador de EE.UU. en Nicaragua se reúne con líderes campesinos liberados

Managua, 14 jun (EFE).- El embajador de Estados Unidos en Managua, Kevin K. Sullivan, se reunió este jueves con los líderes campesinos opositores al Gobierno de Daniel Ortega que fueron liberados hace dos días bajo una ley de Amnistía en el marco de la crisis que vive el país centroamericano desde hace más de un año.

“Hoy me reuní con Medardo Mairena, Pedro Mena y otros miembros del Movimiento Campesino”, informó el diplomático estadounidense a través de Twitter, en la que también publicó una fotografía en la que aparece junto con los campesinos.

Sullivan dijo que fue un gusto conocer “a estos líderes después de sus liberaciones y conversar sobre sus aspiraciones para una Nicaragua democrática”, sin ofrecer más detalles.

Hace dos días, el Gobierno de Daniel Ortega liberó a medio centenar de “presos políticos”, entre ellos los principales dirigentes de las protestas ciudadanas que estallaron hace más de un año, bajo una ley de Amnistía, que según la oposición dejará impune la represión gubernamental.

Entre los liberados están los dirigentes campesinos Medardo Mairena y Pedro Mena, a quienes un juez afín al presidente Ortega había condenado a 216 y 210 años de prisión, respectivamente.

Tras su liberación, Mairena dijo a los periodistas que “si la solución de este país está en sentarme con quien me torturó, por amor a Nicaragua sí lo haría. Yo en mi corazón no siento odio por nadie”.

También denunció en ese momento que delegados del Gobierno sandinista le ofrecieron libertad, empleo y dinero, a cambio de culpar a la Conferencia Episcopal de Nicaragua de organizar un supuesto “golpe de Estado” contra el presidente Ortega.

El campesino fue condenado a 216 años de cárcel por supuestamente matar a 4 policías, pese a que la pena máxima en Nicaragua es de 30 años.

Mairena fue capturado el 13 de julio de 2018, y seis días después el propio presidente Ortega manifestó ante miles de seguidores, que los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua habían apoyado un supuesto golpe de Estado en su contra, un suceso del cual se negó a presentar pruebas, según informó una delegación del Parlamento Europeo en enero pasado.

Desde abril de 2018 Nicaragua vive una crisis sociopolítica que ha dejado al menos 325 muertos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque organismos locales elevan la cifra a 594 y el Gobierno reconoce solo 199. EFE

lfp/rb/cav