El hombre más buscado por Colombia y Ecuador es herido en operación militar

16 septiembre, 2018
El hombre más buscado por Colombia y Ecuador es herido en operación militar

Bogotá, 16 SEP (EFE).- El hombre más buscado por Colombia y Ecuador, Walter Patricio Arizala, alias “Guacho”, líder de una disidencia de las FARC que secuestró y asesinó a un equipo del diario quiteño El Comercio y a una pareja ecuatoriana, fue herido de bala hoy en una operación militar colombiana.

“Guacho” fue blanco de la operación que se desarrolló en la zona selvática de Tumaco, en el departamento colombiano de Nariño, fronterizo con Ecuador, según el presidente Iván Duque.

“Nos informan que alias ‘Guacho’ fue herido esta mañana”, afirmó el mandatario en el municipio de Filandia, en el departamento de Quindío (centro), donde lideró una actividad llamada “Taller Construyendo País”.

Arizala lidera el autodenominado Frente Oliver Sinisterra, que opera en el suroeste del país y secuestró el pasado 26 de marzo a un equipo periodístico de El Comercio compuesto por el periodista Javier Ortega, el fotógrafo Paúl Rivas, y el conductor Efraín Segarra, que posteriormente fueron asesinados en cautiverio.

El grupo de El Comercio había viajado a la provincia de Esmeraldas, fronteriza con Colombia, para cubrir la inseguridad creciente en la zona cuando cayó en manos del grupo disidente.

En abril pasado, esa disidencia también secuestró en la misma región a Óscar Efrén Villacís Gómez y Katty Vanessa Velasco Pinargote, una pareja de comerciantes a la que luego asesinó.

Los cadáveres de los cinco ecuatorianos fueron hallados semanas después enterrados en la zona selvática de Tumaco y devueltos a sus familiares.

Sobre la operación en la que resultó herido “Guacho”, el ministro de Defensa de Colombia, Guillermo Botero, detalló que éste recibió dos tiros de fusil y que sus “escoltas o protectores” se lo llevaron antes de que las autoridades lograran atraparlo.

“Sus escoltas o protectores lo recogieron, se lo llevaron en el fragor del combate. A pesar de que hay un plan candado, no los hemos podido encontrar”, manifestó el jefe de la cartera de Defensa.

Explicó además que los jefes militares le dijeron que es difícil que el líder disidente salga de ese “candado” y manifestó que “todos los hospitales, puestos de salud, lugar donde haya médicos” están vigilados.

“Si están acudiendo a algún centro de esos, allá serán capturados”, añadió.

Botero afirmó además que las Fuerzas Militares y de Policía que ejecutaron la operación perseguían a “Guacho” desde hace varios días hasta que hoy pudieron dar el golpe.

“A las 2.00 de la mañana (7.00 GMT) los grupos estaban aproximadamente a 300 metros, luego llegaron a 100 metros y cuando ellos salieron en la mañana pues se dio el combate. Ellos estaban armados con ametralladoras, los bandidos”, aseveró.

En los enfrentamientos, el cabo primero de la Armada, Luis Alfredo Oquendo, de 34 años, falleció al recibir varios disparos.

“Guacho”, quien nació en Ecuador y de quien se tienen pocos datos, pasó en menos de una década de ser un pequeño comerciante a convertirse en líder de una disidencia de las FARC que está dedicada al narcotráfico en Tumaco, el municipio de Colombia con más hectáreas sembradas de coca.

Cuando se dio a conocer, el líder del Frente Oliver Sinisterra manifestó que ese grupo no se acogió al acuerdo de paz firmado en noviembre de 2016 entre el Gobierno y las FARC porque considera que hubo “una desigualdad entre los guerrilleros medios y la tropa”.

En su prontuario criminal, además de los cinco asesinatos, tiene atentados contra la infraestructura eléctrica de Tumaco, que dejaron en varios ocasiones a más de 200.000 personas sin energía, y un ataque contra una patrulla ecuatoriana que realizaba tareas de vigilancia en el área fronteriza de Mataje, en Esmeraldas.

La detonación de un artefacto explosivo al paso del vehículo en el que viajaban los uniformados, ocurrida el 20 de marzo pasado, mató a tres soldados y le causó heridas a otros siete.

Dos meses antes, en enero, esa disidencia atacó la principal comisaría de Policía de la localidad ecuatoriana de San Lorenzo, también en Esmeraldas, lo que dejó 28 heridos y daños materiales a una treintena de casas aledañas.

Es por eso que el presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, quien hoy conversó con Duque sobre la acción militar, calificó de buena la operación de las autoridades colombianas contra “Guacho”.

“Es una buena noticia para el país. No habrá impunidad”, apostilló Moreno. EFE