OPI – El analfabetismo tecnológico deteriora la salud de los mayores

El analfabetismo tecnológico deteriora la salud de los mayores

13 junio, 2018
El analfabetismo tecnológico deteriora la salud de los mayores

Las Vegas 13 jun (Agencias).- En todo el planeta es común ver niños menores de 4 años usar con propiedad instrumentos de alta tecnología, los adultos se asombran al ver tanta destreza infantil. Desde algún rincón, un abuelo observa más que con asombro, con incredulidad… la brecha generacional aumenta y sin pausa, lo va dejando atrás.

“La ciencia y tecnología vive momentos inimaginables para la sociedad, pero hay que ser conscientes que la evolución no toma en cuenta a quién aplaste o desaparezca”, señala Ana Hernández López, venezolana y magister en andragogía, dedicada actualmente a preparar actualización de la Tercera Edad en los campos de comunicación.

Hernández López refiere que “la sociedad del siglo XXI requiere una educación que responda a sus necesidades y que utilice en sus procesos de enseñanza-aprendizaje las Tecnologías de la Información y la Comunicación como un medio para el desarrollo continuo del ser humano; este objetivo es posible gracias al empleo de la investigación-acción. La dinámica cambiante de la enseñanza actual, cruzada por innovaciones tecnológicas, requiere el continuo desarrollo de teorías en la acción y para esto, la investigación-acción es un paradigma disponible”.

Según la especialista en andragogía, si los organismos encargados de facilitar educación no valoran la importancia en adecuar su pensa curricular al paso de la evolución tecnológica, “cada día aumentará el analfabetismo funcional, principalmente en las naciones en deterioro social y tal situación tiene consecuencias graves en la salud de los mayores, quienes sienten ser desplazados y muchas veces humillados ante lo que es capaz de hacer un infante iletrado, frente a ellos con paredes llenos de diplomas y medallas”

Dale un parao a la Negación Tecnológica

La especialista se ha puesto como tarea, conjugar con profesionales diversos -que incluye, además de educadores-, a psicólogos, comunicadores, orientadores, sociólogos e ingenieros de la computación, para ofrecer a los diversos organismos y ONG de América Latina, talleres y cursos gratis, en procura de facilitar el acercamiento de la brecha generacional de la Tercera Edad, con las herramientas modernas, “el problema mayor a vencer son los miedos que perviven en el subconsciente del individuo mayor, que tiene temor a verse haciendo el ridículo ante la modernidad, a esos temores es que hay que darle un parao”, apunta.