Debilidades en prevención de blanqueo en banco venezolano intervenido en Panamá

11 septiembre, 2019
Debilidades en prevención de blanqueo en banco venezolano intervenido en Panamá

Panamá, 11 sep (EFE).- AllBank Copr, del venezolano Grupo BOD e intervenido el lunes en Panamá, fue objeto de “especial atención” por la Superintendencia de Bancos del país centroamericano, entre otras cosas por “debilidades” en el cumplimiento de las normas de prevención de blanqueo de capitales.

Así lo da a conocer una resolución emitida por la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP) en la que se explican las razones que llevaron a la toma de control operativo y administrativo del banco AllBank en la capital panameña.

La decisión tomada por la Superintendencia se dio luego que uno de los bancos de propiedad del accionista principal de AllBank en la jurisdicción de Curazao (Banco del Orinoco, N.V.) fue intervenido el pasado 5 de septiembre por el Centrale Bank van Curacao en Sint Maarten (CBCS).

En el Banco del Orinoco, N.V. está colocada una cuarta parte de los activos líquidos de AllBank y presta servicios de custodia a cerca de una tercera parte de su portafolio de inversiones, indicó el regulador panameño en su resolución.

Esto derivó, según la SBP, en que el Banco Orinoco N.V “no puede seguir prestando sus servicios regulares, no podrá ofrecer nuevos servicios, ni captar clientes y no podrá ser obligado a cumplir con sus deudas, por lo que por el momento serán congelados todos sus activos”.

La SBP añade que frente a esto AllBank tendría un acceso limitado a parte de sus activos líquidos y no se tiene una certeza exacta de la transferencia del portafolio de inversiones bajo custodia, “lo que supone un peligro para los intereses de los depositantes y acreedores”.

Resalta igualmente que el único accionista de AllBank es también el beneficiario principal de las sociedades accionistas del Banco del Orinoco N.V., “lo cual puede generar un potencial efecto de contagio de la medida de emergencia adoptada por las autoridades de Curazao”.

También influyó en la toma de control del AllBank los resultados de las últimas supervisiones hechas al banco que reflejan “una fuerte debilidad de la salud de la cartera de préstamos”.

En su resolución la SBP señala que ha venido prestando “especial atención” a AllBank, entre otras cosas, por “debilidades en el cumplimiento del Régimen de Prevención de Blanqueo de Capitales, el Financiamiento del Terrorismo y el Financiamiento de la Proliferación de Armas de Destrucción Masiva, y otras disposiciones”, vigente en Panamá.

AllBank también ha sido monitoreado por incertidumbre sobre la disponibilidad de los recursos líquidos con que cuenta; gestión de liquidez concentrada en partes relacionadas; débil Gobierno corporativo y de gestión de riesgos; cumplimiento normativo; cartera de préstamos de baja calidad y deficiente gestión de activos.

Un bisnieto del que fuera dictador español Francisco Franco, Luis Alfonso de Borbón Martínez Bordiú, es uno de los directores del banco AllBank Corp, que está presidido por el banquero venezolano Víctor Vargas Irausquin.

Así figura en la presentación de la página web de la entidad presidida por Vargas Irasuquín, quien es además el padre de la esposa de Martínez Bordiú, Maria Margarita Vargas Santaella.

El AllBank Corp, ramificación financiera panameña con sede matriz en Curazao, es una de las muchas empresas que conforman el grupo BOD, propiedad del suegro del aristócrata español, duque de Anjou.

El grupo BOD respondió el mismo lunes a la decisión de las autoridades financiera panameñas considerándola “desproporcionada”.

La SBP designó a Juan Ricardo Russo Ross y a Rafael Moscarella Valladares como administradores interinos de AllBank Corp. La toma de control del banco es por un periodo de 30 días prorrogables. EFE

fa/gf/laa